Antes Permanente Tinte Después

Es un método efectivo y duradero que te permitirá llevar a la perfección las pestañas durante meses, sin ningún riesgo para su salud. Consiste en la realización de un rizado permanente, similar al que se realiza en el cabello, pero con unas componentes adecuados a la especial sensibilidad de la zona ocular. La curvatura de las pestañas será, amplia y natural o más cerrada, en función del tamaño de la pestaña y el gusto personal de la clienta.

Una vez realizado el rizado, procederemos a la aplicación de un tinte especial que cambiará o intensificará, según preferencias, el color de las pestañas. El más habitual es el negro, más cubriente y que da más intensidad a la mirada, pero también se puede aplicar marrón, más natural, o azul.

Si quieres tener unas pestañas perfectas durante un largo tiempo y sin preocuparte de maquillarlas, opta por la realización de este tratamiento y presume de pestañas. El efecto será muy natural y solo tú conocerás el secreto.

© Mercedes García